domingo, 9 de octubre de 2016

Plonger

Se dice que plonger en francés es una especie de sumergirse, pero de manera depresiva... Hoy hablaré de la muerte, esta fase de la vida que ha estado muy ligada a mí últimamente. El dolor de perder a una persona es diferente de acuerdo a la cercanía con ella, es decir, la muerte de un abuelo, de un padre, de un hijo, seriamente son cosas diferentes. Sin embargo, no es la muerte lo que me trae a este escrito sino es el tiempo, esa manera morbosa de ver la muerte cuando alguien se va (muere). Cuando alguien se va, sientes que el tiempo se detiene es como un sumergirse en el mar, en una alberca, cuando te zambulles, se va el sonido, las palabras se hacen más lentas, los movimientos desaparecen, son fracciones de segundos, pero tu cuerpo ha quedado en el vacío suspendido, tus brazos, tus piernas, tus órganos, dejan el movimiento por segundos, no hay reacción, ni siquiera existen los demás. Tu cabello se suspende, el agua acaricia tus cabellos, que aún están arriba sin llegar al fondo, pero cuando tu respiración reclama aire, es entonces cuando vuelves a la realidad, a patalear, a mover los brazos a impulsarte hacia arriba. Pareciera que todo se detiene, que las horas pasan sin sentido, que estás en el aire, la vida continua. La muerte es una pausa para recordarte que sigues vivo, que el tiempo no se ha detenido las demás personas siguen con su rutina. Tú eres quien ha hecho una pausa para continuar, para agarrar fuerza del mar, de la tierra, de la naturaleza por sobrevivir. El tiempo ha pasado, mientras tú te quedas en una pausa larga para reflexionar, para sentir el dolor de la ausencia. Esa ausencia que estará presente de ahora en adelante, sin embargo esa persona no se irá de tu vida, porque al menos todos los días pensarás en esa persona, en algún minuto del día te acordarás de esa persona, pidiendo que te dé señales de existencia, las cuales no se presentarán, pero esa persona estará en tus pensamientos, en tus actos, quizá reconozcas algunos rastros en ti. El seguir con tu tiempo es lo difícil, sin embargo la vida continúa, para que puedas cumplir lo que te toca. Este plonger es solo para reconocer que tu vida debe de seguir.

1 comentario:

Andres Zuniga dijo...

Ha sido muy gratificante sumergirme en tus palabras. Un gran abrazo y devuelvo tu visita a mi blog.